lunes, 26 de septiembre de 2016

El gran Buda de Ushiku 牛久の大仏

Ushiku es una pequeña ciudad en la prefectura de Ibaraki (al norte de Tokio), en la que se encuentra la estatua de Buda que actualmente es la segunda estatua más alta del mundo, solo atrás de otro Buda ubicado en China.

El Daibutsu de Ushiku mide 120 metros de altura y pesa 4,000 toneladas.



Aunque se trata de un recinto budista se pueden encontrar también tablas ema.


Las campanas estilo japonés se llaman Bonshou.



Este letrero está a la entrada. Dice "Si usted voltea para atrás podrá ver la estatua de shaka".

Volteamos y vimos esto. 
Lo curioso es que hay un letrero para avisar a la gente que si ve para atrás podrá encontrar algo interesante.

Hay un campo de flores y si pagas 100 yenes puedes llevar flores a casa.



Adentro del Buda hay 4 pisos con muchas cosas interesantes. Esto es en el primer piso.

El Daibutsu de Ushiku es un recinto religioso.


Hay un piso dedicado a explicar las técnicas que utilizaron para construir al gigante y además hay fotos de las cosas que hay que hacer para darle mantenimiento.


A veces no se puede percibir lo grande que es. Este es el dedo gordo de uno de los piés.

Comparación de tamaño contra el edificio de la Dieta (parlamento japonés), la Estatua de la Libertad y el gran Buda de Nara.

Vista desde las ventanas frontales a casi 100 metros de altura.

En su momento fue la estatua de bronce más alta del mundo.

Este es uno de los lugares más impresionates del complejo. Se trata de un salón circular cuyas paredes están llenas de figuras de Buda de distintos tamaños.

Todas en color dorado.

Cada una de estas figuras ha sido adquirida por una familia para colocar adentro los nombres de los integrantes fallecidos.


El significado es grande ya que los nombres de los fallecidos están adentro de Buda que los proteje en todo momento.

Hay distintos tamaños y distintos precios. Los de la izquiera cuestan cerca de 1 millón de yenes, lo mismo que cuesta un torii grande en Fushimi Inari.


El lugar es impresionante.




También tiene un salón para hacer Shakkyu.

Japonesa haciendo Shakkyu


Mi Shakkyu


Corta uñas con la imagen del Buda.

Otra de las traducciones al inglés que son curiosas. En lugar de un informativo "salida" hay un agresivo "fuera".




El Daibutsu visto desde la carretera.


El Daibutsu de Ushiku no aparece en las principales guías turísticas y es por eso que esperábamos ver muy pocos extranjeros. Sin embargo, había varios visitantes de la India y otros países budistas.

Ushiku está en Ibaraki y la mejor manera de llegar al Buda es por autobús.


viernes, 23 de septiembre de 2016

Detalles de Fushimi Inari Taisha

El monte Inari es sin duda uno de los lugares más especiales de Kioto. No solo porque aquí se encuentra el santuario más importante dedicado a la deidad del arroz, sino porque los más de 10,000 torii que se encuentran forjando caminos entre el bosque hacen que visitarlo sea no solo una aventura para caminantes, sino una expriencia para creyentes y un deleite para fotógrafos.


Escenario de teatro Noh.

La montaña está llena de túneles de puertas torii, formadas una atrás de la otra.
 
Cada torii fue donado o comprado en distintas épocas,
por lo que se nota el paso del tiempo en algunos de ellos.




Las inscripciones indican el nombre de la empresa que ofreció el torii y la fecha en la que fue colocado.

Hay varias capillas durante todo el trayecto.

La combinación de los colores con las variaciones de luz que los árboles dejan entrar hace que la montaña tenga tintes de misterio.



Kitsune (狐), el zorro es considerado mensajero de Inari.



El sitio es maravilloso y varias veces ha salido como el primer lugar en las listas de turismo.




Hay torii de todos tamaños.


Torii y bambú.

Aunque los puristas dicen que lo mejor es ir durante el día a mí me encanta ir para el atardecer. Menos gente, más sombras, el sol de lado y contrastes por todas partes.



Los zorros suelen cargar llaves de graneros, pergaminos con las instrucciones para sembrar arroz o ramas de la planta del arroz.

Cascabeles en la entrada de un pequeño santuario.


Se considera que toda la montaña es sagrada y se toma aproximadamente 2.5 horas para recorrerla toda hasta la punta. Para llegar a Fushimi Inari se tiene que tomar un tren de JR que tarda menos de 5 minutos en llegar desde la estación de Kioto.