miércoles, 27 de agosto de 2014

Kawagoe - 2

Cerca de las calles principales de Kawagoe se puede encontrar este parque, en el que tomamos algunas fotos:








Nos encontramos a un grupo de estudiantes que seguramente tenían la tarea de dibujar el templo y sus alrededores.




Semi, una de las características del verano japonés. Estaban cantando en cada árbol, haciendo una sinfonía semi.


El dragón de esta fuente se ve un poco cansado y algo preocupado...

Verano en Japón: cielos azules, todo verde, mucho calor, humedad y semi cantando en todos lados.






Se parece a una estructura que vimos en Wakayama.








De camino de regreso a la estación.


sábado, 23 de agosto de 2014

Kawagoe

Kawagoe fue alguna vez una ciudad muy importante para el comercio del antiguo Tokyo (antes llamado Edo). Se encuentra a 30 minutos de Tokyo por tren hasta la estación Hon Kawagoe. De ahí se camina 10-15 minutos desde la estación a la calle principal: Nosotros decidimos tomar un autobús en lugar de caminar :)

La calle principal está llena de edificios de madera pintados de color negro (dicen que así se veían las antiguas ciudades japonesas del período Edo). Caminar por las calles principales es entretenido, casi no se ven construcciones pintadas de negro en otros lugares.

La entrada de los autobuses en Japón es por atrás, y la salida por adelante.

Típico interior de un autobús urbano en Japón.



Este tipo de construcciones son comunes en Kawagoe.



Kawagoe es famoso también por sus camotes. Se venden en dulce, a la parrilla, en helados, etc. 

Estos dos camotes con toque kawaii estaban en una tienda de souvenirs de la calle principal.


También se puede entrar al museo de Kurazukuri.

Estas estructuras se usan cada año en el festival de Kawagoe. Muchas personas las cargan y recorren las calles del barrio.






El calor del verano japonés puede ser insoportable para muchos. Hablamos de temperaturas entre 34 y hasta 40 grados con mucho sol y mucha, mucha humedad. A mí no me disgusta, pero a muchos extranjeros no les causa mucha gracia.









Me llamó mucho la atención este estilo en la orilla de la división de las dos aguas del techo. No lo había visto antes, aunque se parece un poco al estilo de Byoudoin en Kyoto.


Si se tiene tiempo de sobra en Tokyo, recomiendo que se tome un día para venir a Kawagoe, solo cuando ya se han visitado todas las demás atracciones principales y se tiene tiempo sobrante. Kawagoe es, sin duda, un spot turístico local.