miércoles, 29 de junio de 2016

Maiko y Geisha caminando en Gion.

Gion es uno de los pocos barrios de Geisha que quedan en Japón. Mucha gente de varias partes del mundo viene a Japón solo para tener la oportunidad de ver en persona a alguien que dedicó su vida al arte. 

Aquí pongo tres vídeos de geisha geisha 芸者 y maiko 舞子 caminando por las calles de Japón rumbo a casas de té en donde fueron contratadas para deleitar a comensales con su arte y compañía.

Saber que ella decidió separarse de su familia a los 16 años para perseguir su sueño aún sabiendo que el entrenamiento de 6 años es uno de los más duros y estrictos, hace que verla caminando con su kimono y accesorios sea todavía más especial.

Esta maiko-san (aprendiz de geisha) está en entrenamiento. Ha sido ligada a una geisha de la que deberá aprender todo y con quien tiene un lazo que no se romperá jamás.
Generalmente no se sienten tan cómodas de ser el objetivo de lentes de cámaras de turistas pero al final de cuentas están acostumbradas. Las geisha son embajadoras culturales de Japón para el mundo.


Ellas son artistas que pasan el día practicando música, baile, canto, caligrafía, ceremonia del té y otras artes tradicionales japonesas. Son parte de uno de los negocios más antiguos de Japón que se ha mantenido por generaciones bajo el control único de mujeres, un oficio que ha estado acompañando a la aristocracia japonesa desde hace más de 400 años conociendo sus detalles y secretos.


Para poder captar a las geisha y maiko es necesario ir a las calles correctas en los momentos indicados y además tener un poco de suerte. Lo más importante al tomarles una foto es dejar su camino libre, nunca detenerlas y no pedir que posen. Ellas están trabajando y llevan prisa porque el cliente paga el tiempo desde que salen para la casa de té o restaurante. Ellas no tienen tiempo que perder.

Si es posible, es mejor avisar o preguntar en japonés que se les va a sacar una foto. En el dialecto de Kioto se les conoce como Geiko 芸子, y se dirige a ellas como "geiko-san".

lunes, 27 de junio de 2016

Más del Tokyo Pokemon Center en Ikebukuro.

El otro día pasé por el Pokemon Center y saqué estas fotos de algunos de sus productos. Esta vez me enfoqué en los peluches (muñecos de felpa).










Así terminan los estantes por la tarde. Este lugar está siempre lleno y las cajas siempre tienen filas de japoneses y extranjeros con sus canastas de mano llenas.





jueves, 23 de junio de 2016

Kalhúa de té verde matcha en Japón.

El licor de café Kahlúa fundado en México es bastante consumido en Japón, especialmente en coctéles que piden las japonesas. No puede faltar en las áreas de vinos y licores de los supermercados, está en la mayoría de las combini (tiendas de conveniencia) y en el menú de los bares e izakayas.

Pues el otro día me encontré esto:


Se trata del Kalhúa Matcha, un producto que se hace solo para venta en Japón y que mantiene las notas del café veracruzano adornadas con el sabor y aroma de las hojas machacadas del té verde japonés.



Kalhúa es distribuido en Japón por Suntory, el gigante de las bebidas alcohólicas del país y este sabor de matcha sabe bastante bueno.

lunes, 20 de junio de 2016

Alojarse en un ryokan en Japón

Japón ofrece a sus visitantes una gamma muy extensa de opciones de alojamiento. Hoy vamos a hablar de los hoteles tradicionales, denominados "ryokan". Se trata de hoteles cuyas habitaciones tienen piso de tatami, puertas corredizas de madera, ventanas con papel japonés y en algunas ocasiones aguas termales onsen. Son hoteles que desde su lobby hacen que se respire un ambiente diferente, alojamientos que huelen y saben a Japón desde que se cruza la entrada.

Ryokan se escribe 旅館 , (旅 = viaje, 館 = mansión) y es el concepto de alojamiento tradicional al estilo japonés. Surgió en el período Edo (1603-1868) para cubrir las necesidades de los aristócratas que viajaban entre Tokio y Kioto.

Hay varias categorías de ryokan pero nos vamos a enfocar en los que ofrecen servicios de categoría especial, los de lujo.

A los japoneses les encanta alojarse en ryokan y la verdad es que es una de las cosas que yo más disfruto de Japón. La atmósfera es especial porque la mayoría de los ryokan están rodeados de naturaleza y además son los lugares en los que el omotenashi (hospitalidad japonesa) se siente más fuerte en todo momento.

Ryokan en Nagano.

Al entrar a los ryokan generalmente se quitan los zapatos y se usan sandalias. 
El lugar para dejar los zapatos se llama geta-bako (下駄箱).


Lobby de un ryokan de Nagano. A veces los ryokan son muy pequeños (menos de 10 habitaciones) y en ocasiones son grandes como este.

Recién llegamos nos recibieron con toallas húmedas (oshibori おしぼり), té caliente y dulces japoneses. Aunque esto no pasa en todos los ryokan es una práctica común.

Jardín interno del ryokan.

Los ryokan ofrecen muchos rincones para sentarse y relajarse.




Pasillo interno de las zona de habitaciones.

En la entrada de la habitación (genkan 玄関) se dejan las sandalias. 
El tatami no se puede pisar con ningún tipo de calzado. 

Así luce una habitación típica de ryokan. La habitación estilo japonés se llama "washitsu" (和室).


Al fondo se ven las ventanas corredizas de madera con papel japonés (shouji = 障子).

Esta parte de la habitación se llama tokonoma (床の間). Aquí se coloca algún adorno.


En la noche los empleados del ryokan entran, hacen a un lado la mesa y allí ponen los futon para dormir.




Detalle de tokonoma.



Al hacer check in se informa la hora a la que se quiere cenar. Algún empleado del ryokan llegará a la hora acordada a preparar la mesa, anunciar el menú y presentar la comida.

La cena es siempre del tipo kaiseki, de varios tiempos con muchos platillos cuidadosamente decorados y usando ingredientes de la región.









Aguas termales para pies 足湯 .  
Los ryokan que están en zonas de onsen tienen aguas termales en sus instalaciones.

Los onsen (aguas termales) de los ryokan son públicos y se dividen por género.

男 = hombres

女 = mujeres

Para entrar a onsen hay que quitarse la ropa, dejarla en estas canastas y entrar al cuarto de onsen.

Onsen de piedra por la noche.

Onsen de madera por la mañana. Estos cuartos generalmente tienen vistas a la naturaleza.

Antes de entrar al onsen es indispensable ducharse.

Después de entrar al onsen se ducha nuevamente y aquí se puede vestir.

Algunos ryokan tienen habitaciones con onsen privado. Esta foto es de un ryokan al que fuimos en Kumamoto. Cuando el onsen está al aire libre se llama rotemburo 露天風呂 .

El desayuno estilo japonés de un ryokan en el que nos quedamos en Hakone.


Cuando el cliente hace check out los empleados del ryokan lo acompañan hasta la salida y hacen una reverencia de agradecimiento que mantienen hasta que el cliente se pierde de vista.

En esta foto se ve al fondo a una japonesa haciendo reverencia a un cliente que se va mientras en primer plano se ven dos japoneses que están esperando a un cliente que anunció su llegada para hacer check in en el ryokan contiguo.

Alojarse por lo menos una noche en ryokan es muy recomendable, sin embargo presenta dos problemas para los turistas extranjeros: es caro (por lo menos el doble de una habitación de hotel normal) y además en muchos ryokan los empleados solo hablan japonés y, al estar lleno de reglas e indicaciones, muchos turistas se quedan un poco estresados.

Aún así, es una experiencia única que solo se puede vvir en Japón y que sirve para empaparse completamete de la cultura y costumbres de este país.